jueves, 23 de julio de 2015

Sin mi Pepito Grillo


Porque el corazón no entiende de razón. ¿Cuántas veces nos podemos enamorar y saber que no es bueno para nosotras? Saber racionalmente que no lo necesitas para ser feliz, que no deberías, pero que a la primera mirada sucumbirías; que tu tarjeta de crédito  estará atormentándote cual Pepito Grillo todas las noches hasta que te pasasen el cargo.

Hay que ser sinceros, cuando llegan las rebajas es como si al Pepito Grillo de nuestra tarjeta de crédito le hubieran pegado tal golpe que no se enterase en realidad de lo que sucede por la cantidad de estrellitas que giran alrededor de su cabeza. 25 euros  en 3 camisetas básicas supernecesarias para la temporada; unas bailarinas de piel el último número que es el mío y por 20 euros fundamentales para el armario zapatero, luego necesitas calzado para ir a trabajar y ¡mejor podrías ir descalza que con lo que tienes en el armario!, y qué precio!; un bolso de fondo de armario por 60 euros, lo que digo ¡una ganga!

Entramos en otra tienda más en rebajas, ya sea por el calor que hace fuera o bien porque esa tormenta de verano no te permite ir a la playa. Y que pasada, te vuelves a enamorar, ¡cómo no! Es un earcuff a mitad de precio con el que vas a lucir estas vacaciones sin necesidad de esforzarte en cualquier fiesta.

Esperemos que el aturdimiento de Pepito Grillo se le pase rápido (crucemos los dedos), porque sino voy a terminar como Rebecca Bloomwood, cosa que preferiría no sucediera, pero... mira ese maravilloso bikini para cuando pase la tormenta, creo que es un must para cuando pueda ir a la playa.


link within

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...