viernes, 23 de marzo de 2012

Gilded age, Gilded life

Mark Twain fue el primero en referirse a la época que siguió a la Guerra de Secesión americana Gilded Age. Hace referencia este término a la época dorada de Estados unidos. Fue un tiempo de gran crecimiento económico, científico y un tiempo que se avanzó en los derechos de la mujer que acabaron en definitiva con el derecho al voto .



Desde entonces ha llovido mucho, y las grandes familias de Nueva York que tenían mansiones en Newport, RI, como los Vanderbilt, (Breakers), han cambiado esas grandiosas mansiones por otras más modernas acordes a los tiempos modernos. Dejando estas a una sociedad de conservación del condado de Newport. Estas mansiones están abiertas a visitas, y es extremadamente interesante ver y que te expliquen como vivían en aquella época. Para mi las visitas a esas casas han supuesto unas de las mejores clases sobre la historia moderna.



En mis últimos post, ha habido un color que me ha seguido, el dorado. En la ropa que llevé a mi investidura aparecía tanto en los complementos como en mi camiseta. En la ropa que llevé aquella noche apareció de nuevo el dorado en la blazer que llevaba y en los complementos. Y por último, el bolso que me compré el lunes de Stella Rittwagen. Como podéis ver, es un color que últimamente me está dando mucho juego. Por eso me he propuesto hoy traeros unas cuantas propuestas en las que ese color es el protagonista.



Me parece un color elegante, que no tiene solo que ser para las fiestas. Y aunque vienen mucho los colores fluor y pasteles esta temporada, el dorado es un color que creo no pasa de moda y se puede utilizar en cualquier ocasión si lo sabemos combinar bien. Me encantan los zapatos, ya sean tacones, bailarinas o sandalias de este color o en combinación con otros, creo que les da un toque muy elegante y a la vez delicado.



Obviamente en cuanto a los complementos, fácilmente nos damos cuenta de que el dorado es una apuesta segura, ya sea en oro o bisutería con precios más asequibles que comparten ese mismo color. Dan un toque sofisticado si se sabe buscar bien que es lo que puede quedar bien con lo que nos apetezca ponernos ese día. Así podemos convertir un simple vetido en algo más.



En cuanto a la ropa, me encanta, da un toque muy distinto y hace que brillemos con luz propia vayamos donde vayamos, sin contar que es fácil de combinar con cualquier otro color. Y como siempre el límite lo ponemos, un momento que piense, ¡ah, sí! Nosotras.

¡Buen fin de semana!










link within

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...