domingo, 28 de junio de 2015

Una contradicción en sí misma

A veces es difícil ser alocada, rebelde y niña buena a la vez. Te pueden alucinar grupos como "The Smiths", "Ramones", "Dead Kennedys", "Black Rebel Motorcycle Club"; pero también corear canciones de Ellie Goulding y Taylor Swift. Puede ser que te encanten los vestidos de flores y combinarlos con unas converse desgastadas, sombra de ojos oscura y un pintalabios rojo.

Tu plan favorito de verano no es quedarte en el borde de la piscina poniéndote morena, aunque si que te encanta saltar al agua, leer un libro de Jane Austen o Danielle Trussoni debajo de tu sombrero de paja oculta con un par de gafas que hacen que parezcas un poco como una espía; pero te da igual, porque no eres de las que miras al chico que está al otro lado intentando ligar con cualquiera.

Eres de las que a la noche le encanta ir a la playa con sus amigos a cotillear tumbada con un jersey para proteger tu pelo de la arena y ver las estrellas mientras imaginas que te deparará tu futuro; ¿estarás en Londres viviendo cuando llegue el otoño? ¿Conseguirás que tu sueños se cumplan? ¿Encontrarás el amor verdadero?

Miles son las preguntas que rondan tu cabeza; y a diferencia de lo que pareces eres bastante sentimental y a veces te pueden romper el corazón. Aunque veas películas de miedo y series de zombies, te encanta ver películas como "Algo para recordar" y culpablemente sueles volver a releer tus pasajes favoritos de "Orgullo y Prejuicio".

Porque al final del día, eres un cúmulo de contradicciones que ni tu misma entiendes, y a veces te gustaría no dar tantas vueltas a todo. Porque te encanta el helado de cookies y los regalices de fresa; pero sobretodo te gusta que sean sinceros contigo.




link within

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...