miércoles, 21 de septiembre de 2011

Welcome to Fabulous Las Vegas

Ya sé que he estado bastante tiempo ausente. Y lo siento. No obstante, os interesará saber que lo que he estado haciendo es buscar cosas interesantes en la costa oeste de USA para hacer de vuestras delicias.

 
Os contaré sobre mis últimos días en Las Vegas lo que pude ver. En primer lugar es que por el Bulevar de Las Vegas donde se encuentran los casinos más lujosos de la ciudad junto con sus hoteles, mi preferido es el Venetian, donde he tenido la suerte de estar hospedada.

 





Lo de las capillas para casarse es total, es decir, en el hotel Excalibur me escabullí hasta encontrar las míticas capillas en las que se han casado tantas personas en arrebatos de locura en el juego ya sea de cartas, dados, o inclusive del corazón. 

Lo que pasa en las Vegas, se queda en las Vegas. Por más que he intentado, no me he podido resistir y tengo que contar aunque sean un par de cosas sobre mi experiencia allí.

En Las Vegas me animé a jugar treinta dólares a la ruleta en el París Las Vegas, un hotel impresionante, está fantásticamente ambientado, tanto que uno podría pensar que se encuentra en Francia y no en Nevada. No es que sepa ahora mucho más de lo que sabía en su momento sobre el juego, pero tuve la suerte del principiante y conseguí que esos treinta se convirtieran en ciento cincuenta al final de unas cuantas idas y venidas.




En la ruleta conocí a un grupo de amigos con los que esa noche salimos por el TAO, el club del Venetian donde estrellas como París Hilton y Pamelita Anderson han sido vistas en sus andanzas por Las Vegas. Es uno de los clubes más fashions de la ciudad y modernos y la verdad es que se encuentra a gente muy curiosa por las esquinas. 

No todo en Las Vegas es juego y juergas, también están las compras en tiendas como las de M&M's, Coca-Cola o los espectáculos como los del Circo del Sol, pero también realizan actos especiales, por ejemplo: estuve el día 11 de Septiembre, día en el que se conmemoraban los diez años del ataque de las Torres Gemelas a las cuales se les rindió homenaje en todos los hoteles de la ciudad, pero especialmente en el New York New York, donde hicieron unos actos especiales.


Lo que sí que os recomiendo es que si un día queréis ir a jugar a Las Vegas, poned un límite, no acabéis como esas personas que se las ve jugando horas y horas y perdiendo más dinero del que pueden.


link within

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...