jueves, 25 de abril de 2013

Llegó el sol


La primavera esta de vuelta, aunque solo dure unos días, es un buen momento para aprovechar y aunque estemos como un faro de blanco en la noche emitiendo luz propia en cuanto que un rayo de sol infiere en mi piel. Así que es momento de sacar la crema de sol, los vestidos veraniegos que ya echaba tanto de menos y un sombrero de paja para protegernos los ojos.

Un sombrero de paja es ideal para cualquier edad. Cuando era pequeña era mi madre la que elegía el sombrero que me compraban. Luego tuve una época rebelde en la que no me ponía las gorras que me compraba mi padre cuando iba a la playa, pero me di cuenta después de unas cuantas quemaduras en la cara (a pesar de usar crema de sol), que un sombrero es la clave para protegernos.

Una de las cosas que me gustan de los sombreros es que te permiten esconderte, y a la vez te permite buscar un toque de sofisticación si quieres lograr ese pequeño toque que dice, “¡Ah! ¡No soy una estrella! ¡No hacen falta esos flashes!”.

link within

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...