viernes, 20 de mayo de 2011

La etiqueta de la noche

Todavía recuerdo la sensación que me sobrecogió a la temprana edad de ocho años cuando vi por primera vez el ciclo de películas de "Sisi la Emperatriz". Y es que yo pensé que que tenía que haber nacido entonces porque ir vestida de esa forma, como una princesa era realmente impresionante. Mi abuelo me dijo que cuando fuera a fiestas de noche debería de ir así vestida, y es que el protocolo marca que el traje que una mujer lleva a una fiesta de noche debe cubrir por completo las piernas, bueno, digamos que tiene que llegar al suelo por algún lado.


Como dicen los mayores: "los jóvenes escucháis ruido", pero yo no estoy de acuerdo, pero en cuanto a los trajes de noche si me parece que estamos perdiendo mucho. Un vestido es bonito porque el diseño, la tela y el color entre otros son los que hacen única esa pieza. Puede que esa sea justo una de las razones, que ya no son tan únicas como antes.

Quiero decir, Zara, H&M... han democratizado la moda, es decir, todos podemos comprar muchas cosas, pero al final compramos lo mismo. ¿Democratización o mejor dicho mediocrización? esto es, es mediocre, y creo que en definitiva se convierte en un ahorro de costes, con eso de que estamos en crisis, así gastan menos en tela pero el precio será el mismo. Y resulta que como los ves en las tiendas colgados todo tan nuevo y fantástico, te lanzas y dices: "si es que los vestidos largos, eso es para las señoras, o para que me voy a buscar a otra tienda si va a ser más caro."

Y en eso hay que darle la razón a Cristóbal: "una mujer es única". Si todas llevamos lo mismo dejamos de parecer tan únicas, porque únicas y especiales lo seguimos siendo.


Y es que no se estandarizan ya solo los procesos de trabajo, como se hace una hamburguesa, como se hace un balance, si es que ya se estandariza hasta como hay que vestirse, pero no ya para ir a trabajar, sino para ir de fiesta, lo cual es un poco triste, porque los vestidos largos pueden ser muy diversos, pero como dice un amigo, las chicas solo quieren enseñar las piernas, como si eso no se pudiese con un vestido largo, o que se lo digan a la fabulosa Heidi Klum.


Un vestido largo puede ser como quieras que sea, con la espalda abierta, escote o no, mangas o incluso sin tirantes, y puedes hasta elegir si eres muy atrevida que sea corto por delante y largo por detras, con transparencias o con pedrería, con lazos o sin ellos, el límite lo pones tú.

Olivia Wilde tiene un gusto que la verdad es excelente, los vestidos que suele elegir para los grandes eventos son simplemente fabulosos, este año pasado eligió un Marchessa de tul negro con miles de lentejuelas bordadas y es que así, sin nada más estaba perfecta, el pelo suelto y liso, y es que es fiel a su estilo, las joyas que suele llevar son siempre muy sencillas, pero dan el justo toque para decir "¡estoy lista para lo que me echen!".



Más ejemplos de la belleza de los vestidos largos, las mangas con espaldas abiertas son simplemente fabulosas, sobretodo para determinados climas y estaciones del año. El corte sirena hace soñar, ante estos vestidos cuidado, no es sinónimo: de ando solo doblando las rodillas y los muslos ni los muevo, no vaya a ser que... ¡Ups, se me ha roto!
¡No hay que ir como una salchicha embutida!
Anne y Eva van simplemente fabulosas y Scarlet fantástica. Selena por su parte es que es guapísima, y el vestido no está mal, ya ira puliendo y aprendiendo a sacarse más partido.


Como no podía ser menos Queen B tenía que tener su hueco en esta sección. Desde el Upper East Side viajó a París al inicio de la temporada 4, donde conoció al guapísimo principe Louis, y como no podía ser de otra manera, tenía que lucir especialmente fabulosa. ¿ Os habéis fijado que la parte delantera del vestido no toca el suelo, y es que nos quiere dejar ver esos maravillosos Louboutin que lleva. ¿Qué mejor vestido podía llevar que un Oscar de la Renta para completar el look?



Por último, y para las más tímidas, Keira Knightley, nos muestra un vestido más sencillo sin grandes vuelos, justo como el vestido que podía llevar Atenea, pero de este vestido una de las cosas más importantes es el color, sencillamente un acierto.



La alta costura queda para unas pocas que se lo pueden permitir... ¿Cuántas veces no ves alguno en las revistas ya sea de Valentino, Oscar de la Renta, Chanel... y no sueñas como te quedaría? Piezas únicas que quedan como un guante. Pero como he dicho el limite de tu style es donde lo pongas tú, busca en pequeñas tiendas que ahí fijo que encuentras alguna maravilla ¿Te atreves?


link within

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...