domingo, 16 de octubre de 2011

My little black dress

Une petite robe noire! Un nuevo "must have", que os traigo para un buen closet es un vestido corto negro. Es una autentica locura vestirse en ocasiones para ir a algún evento.  

Como bien sabéis estoy un poco loca con el tema de la ropa y a la vez siempre me gusta ir vestida con colorines, y es que normalmente hay mucha gente que vestida de riguroso negro o negro y blanco parecen muy elegantes y otros como yo... parecemos "topos de medio luto", esto es, nadie percibe que realmente debajo de la ropa negra tipo Tom Cruise en "Misión Imposible", en vez de ser una guapisima Audrey Hepburn en "Desayuno con Diamantes".

Para ser sincera, un vestido negro es siempre elegante y a la vez siempre permite estar a la altura de las circunstancias sin quedar demasiado vestida o demasiado poco vestida.

Además, el perfecto complemento puede hacer que un vestido negro pase a ser un vestido rockero, para una fiesta de etiqueta, para una entrevista o simplemente para salir a dar una vuelta.

El perfecto vestido negro es el que se acopla a cualquier circunstancia que tengamos y a la vez es una apuesta segura. Los "little black dress" tienen otras ventajas y es que los encuentras en casas como Valentino y Chanel o en tiendas como PRIMARK y Zara, por lo que los precios pueden ser muy variados, pero las dificultades para hacerte con uno son mínimas, y las posibilidades de complemento son infinitas, zapatos de tacón de todos los colores, bailarinas y sandalias; pañuelos cortos que justo sirvan para atarlos alrededor del cuello que son muy ¡chic!; collares de perlas extralargos, de colores y cristales y para las más suertudas de piedras preciosas; abrigos de todas las formas. Lo más importante es que el limite lo pones tú.


link within

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...