lunes, 14 de noviembre de 2011

El emblemático edificio Chrysler

Cuando uno llega Nueva York, a Lexington Avenue desde Grand Central Station uno no puede hacerse a la idea de la majestuosidad de ese edificio hasta que se topa con él.


Pero más impresionante es la historia que hay por detrás de la carrera para la construcción de esta majestuosidad. Su arquitecto, William Van Alen logró que una vez construido su edificio creciese superando en altura incluso a la Torre Eiffel. Todo gracias a que había conseguido un permiso para construir una aguja metálica interior siendo empujada desde el interior para así crecer como si hubiese tomado unos cuantos "petit suisse".


Este edificio es claramente Art Deco, construido entre 1928 y 1930. Su nombre viene del primer propietario, Chrysler y su arquitectura está inspirada en los tapacubos que tenían en aquella época los coches, sin olvidar todas las gárgolas con las que cuenta y sus alas. 

En parte el edificio ha tratado mantenerse sin llegar a envejecer por un día en la maravilla arquitectónica atemporal que tanto neoyorquinos como turistas se fascinan ante su majestuosidad.


Hasta el día de hoy, el edificio Chrysler ha sufrido varias restauraciones para mantener sus 319m de altura, sus  77 plantas, 32 ascensores, sus 65 gárgolas y más alto del mundo durante 11 meses hasta que el Empire State Building en 1931 fue terminado. Pero al final eso son solo números, pero lo que inspira es más que matemática, es un sentimiento que te transporta a otro tiempo.









link within

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...