martes, 19 de junio de 2012

Una de mis crisis! ¿o no?

¿No os pasa que cuando hace buen tiempo os apetece prepararos más? Quiero decir, que os apetece sacar vestiditos, faldas, y ropa que requiere puede que un poco más de cuidado que los míticos vaqueros multiusos.





Me declaro culpable de lo anterior. Cuando hace bueno me apetece usar vestidos, faldas… y de todo. Y como sabéis, es que si una de mis debilidades son los bolsos, la otra muy obvia son los zapatos.



 



En ocasiones, mi hermana me dice: “¿No tienes ya suficientes zapatos?”. Y yo como si de la película de “una rubia muy legal saliese”, le contesto: “¡Nunca hay suficientes!”. Cierto, cierto esto último no es, porque ni tengo el espacio, ni el dinero para poder permitírmelo.



De todas formas, hay una cosa que es gratuita y que podemos hacer, y es soñar con ello. Este es mi método de decisión, me imagino con un sin fin de calzado, combinándolo con mi armario, con situaciones del día a día, y decido cuales son los que más encajan conmigo. De todas formas esto es muy difícil, ya que casi todos casan muy bien con mi armario.

Ahora estoy intentando decidirme por unas cuñas, y como siempre parece que me enfrento a una crisis existencial. Creo que por lo menos, esto me ayudará para cuando un día tenga una de esas crisis y entonces sea capaz de resolverlo con mayor celeridad y con la cabeza más fría. ¡De algo me tiene que servir!


 
Este último invierno me he estado comprando tacones muy finos, por lo que necesito algo que sea muy cómodo, porque mis stilettos son muy bonitos, pero la verdad que para mi día a día muy cómodos no es que lo sean, sobretodo porque me paso el día corriendo de un lado a otro.


 
Creo que para esta época del año las cuñas son una buena alternativa que complementan los mejores looks veraniegos que pueden ir a cualquier lugar, son como los “todo terreno” de los zapatos de tacón. Y me gustan porque hacen que mis piernas al final parezcan más largas sin necesidad de sufrir demasiado.





Tengo un par que me sobrevivió del año pasado, pero necesito alguno más para conjuntar, así que sigo con mi crisis existencial, ¡ups! Perdón, mi crisis de calzado. ¿Ya tenéis las vuestras?


link within

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...