martes, 26 de marzo de 2013

Otra vez Semana Santa


De nuevo llegan las vacaciones, parece que fue ayer cuando volvía de Navidad. Y ya de nuevo fiesta, es que no sé a veces ni para que deshago la maleta, creo que por no tener bultos y trastos por la habitación, si fuera por mi, creo que viviría con la maleta bajo el brazo, ¿la gente se cansa de conocer sitios nuevos?

Planes, viajes, a la playa, a la montaña, a la ciudad, todo es posible, y más si vives cerca de tantas posibilidades, o de un aeropuerto bien conectado que te pueda llevar hasta el fin del mundo. Lo ideal para un viaje tan breve como los que se pueden en general hacer en estas fechas es ir con una maleta de mano, ya que si facturas, corres el riesgo de que la pierdan, o tener que esperar interminables horas en la cinta. Cuando viajo para una semana, intento viajar, única y exclusivamente con maleta de mano, y mi bolso por supuesto con el iPad mini cargado de películas y música que hagan el viaje más breve y entretenido.

Una maleta de mano, tiene bastante más cabida de la que podríamos sospechar si aprovechamos en condiciones las oportunidades, aunque siempre hay cosas que no entran en la maleta, como un sombrero de paja que no cabe más remedio que llevarlo por toda la terminal hasta destino en la cabeza.


Por supuesto, la ropa, como contamos con tan escaso espacio, podemos optar por unos mínimos que se conviertan y se transformen para cada ocasión con muy pocos cambios, como un vestido que dependiendo del calzado o de la chaqueta que usemos se convierta en el noche y el día y que nos permita no escatimar en lujo y estilo.

link within

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...