miércoles, 20 de febrero de 2013

Como aceptar un halago


Aceptar un halago, o un piropo, puede que no siempre sea fácil. Y esta situación se complica si es que o careces de modestia, o si sufres de una timidez profunda. Pero aceptar un halago es sencillo si sigues alguna de las siguientes técnicas:

-          Como decía mi abuelo, “de buen nacido es ser agradecido”. Por lo que hay que empezar dango las gracias. Un simple “gracias” sirve, pero no empieces a mirar al suelo, o a querer esconderte detrás de una maceta, no funciona.

-          La falsa modestia no sirve, hay que ser humilde, porque sino puede aburrir a quien de corazón te quiere sacar una sonrisa, por lo que no digas nunca “Ya lo sé”, no es educado y hará que la próxima vez que te quieran decir algo se lo guarden.

-          Puedes devolverlo con otro halago, siempre alegra saber que te gustan sus pendientes, los zapatos, o simplemente que se le ve buena cara y feliz a la persona que nos piropea.

-          Sobretodo, para aceptar un piropo no nos pongamos en desacuerdo. Por ejemplo, llevas toda la semana sin dormir por el trabajo o los exámenes y te dicen, “que bien te veo”, no digas, “imposible”, puedes contestar “gracias, el trabajo duro me sienta bien” o “gracias, con que buenos ojos me ves”.

link within

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...