martes, 26 de febrero de 2013

And the Oscar goes to....




Un año más ha pasado en el calendario,  y de nuevo la crema y nata del cine se reunió en Los Ángeles, en el Kodak Theatre, perdón, ahora el Dolby, para repartir las estatuillas doradas tan americanas como la Casa Blanca, el Tío Sam o el presidente Lincoln entre otros. El caso es que la alfombra roja se tiñó de multitud de colores gracias a los asistentes a la ceremonia que empezaron a llegar a partir de las cuatro, pero los curiosos empezaron a llegar más temprano para poder coger sitio para ver a las grandes estrellas.

Las anécdotas no faltaron en dicha gala. Entre ellos, destacaría la sonrisa con la que apareció Kirsten Stewart, creo que más inusitada que las muletas que le acompañaban para entregar uno de los galardones. La maravillosa voz de Adele, que con hipnosis o sin ella no solo dejo a todos con la boca abierta, sino que la estatuilla se la llevó sin posibilidad de competencia. 

No hay que olvidarse de las cintas galardonadas, como “Los Miserables”, “La vida de Pi”, “Brave” o “Argo” entre otros. Como en otras ediciones las peliculas galardonadas han sido muchas y muy diversos sus estilos, y no es de extrañar, ya que en la variedad se encuentra el gusto.

La aparición de la Primera Dama fue algo que sorprendió a los asistentes, y es que teletransportó en la medida de lo posible a todos los asistentes a la Casa Blanca, para entregar el galardón Al guapo Ben Afleck por la película de Argo. También esta edición fue especial porque Quvenzhané Wallis, fue la actriz más joven en la historia en ser nominada, con 9 dulces añitos por la cinta Beast of the Southern Wild.

Las críticas de la gala no se han hecho esperar, no solo la crítica por parte del gobierno iraní, no solo por la película de “Argo” en sí, sino porque fuera Michelle Obama la que entregara tal distinción. De hecho, ya están en Irán viendo como va a ser la película que explaye en consonancia según como lo vivieron ellos, como dicen, las cosas ocurren al menos de tres formas, cómo lo ve uno, cómo lo ve el otro, y cómo en realidad se dieron las cosas.

Los críticos de los Oscar, han suspendido a Seth MacFarlen, todo por sexista y autocomplaciente. Por su parte, ha declarado que no va a volver a ser el anfitrión de dicha gala. Incluso, han tachado a esta gala como más aburrida que de costumbre.


No hay que olvidar lo guapas que asistieron todas, Valentino, Reem Acra, Versace, Prada, Martin Katz, Roberto Cavalli, Zuhair Murad, etc. Pero como en otras galas, ha habido quien como Kerry Washington que ha abierto casas de moda que no solían asistir a la alfombra roja, a un mundo poético y romántico como por ejemplo con este maravilloso vestido de Miu Miu.

Al final, por lo menos yo, me quedo con lo maravillosos que eran los trajes, la magia que destila un evento como este, con estas características, no solo por el glamour y las personas que asisten, sino porque todo el mundo gira la cabeza para ver que es lo que sucede en esa alfombra roja, ver cuales son las parejas más envidiadas, y las curiosas anécdotas que acaban conformando la historia del cine en una parte.









link within

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...