lunes, 16 de abril de 2012

Abercrombie a contrarreloj

Muchas gracias por todos los comentarios que he recibido estos últimos días. Entre que he estado de vacaciones un poco perdida y nada más llegar me puse mala con anginas y fiebre, he actualizado porque en el avión de vuelta me puse a prepararlas.

Esta semana la verdad es que ha sido una carrera por los tres estados que os conté que he visitado. Por lo que visitas a tiendas pocas, pero si pude hacer una paradita muy breve en un Abercrombie & Fitch a la vez que compre el iPhone de mi amigo (también tenía que darme una alegría para mi misma ¿no?). La visita fue muy breve, pero me cundió.


 
Me compré dos conjuntos, en ese tono azul marino que tan característico tienen y que a la vez tanto me gusta. Como ya os he comentado en otra ocasión me encanta lo navy, y personalmente, me parece que el color azul marino es extremadamente elegante.

En primer, lugar me compré un conjunto más de entre tiempo, unos jeggins muy cómodos que quedan como un guante, una camiseta de rayas navy junto con una camiseta de volantes de manga larga, que pretendo utilizarla como un jerseycito de entre tiempo.


 
Mi otro conjunto es mucho más veraniego, una falda de lunares de la que me encanta el vuelo que tiene, una camisola con un lazo en la cintura para marcarla un poco y unas flip flops de cuero que tan cómodas son para la estación que se nos aproxima.


 
Finalmente, y tras años dando vueltas alrededor de la colonia para chico Fierce, me la compré, no quería pasarme más veces diciendo: “de verdad que en mi próximo viaje me la compro”. Y aunque sea de chico me encanta, me parece que es muy buena, y no sé porque no la podría utilizar, si a fin de cuentas me gusta mucho, y es mejor que la de chica , para mi por lo menos.

Lo mejor de todo fue el tiempo record de la compra, no tarde 45 minutos en dar la vuelta entera a la tienda, probarme un sinfín de prendas y decidirme por estos dos conjuntos, pareció una maratón.

link within

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...