viernes, 13 de abril de 2012

Gone with the wind

Ya estoy de vuelta. Desde mi última entrada, soy algo más sabia y algo más mayor. Esta última semana, me fui a USA, allí visité tres nuevos estados, Carolina del Norte, Carolina del Sur y Georgia. En mi primera incursión por estos estados, conocí a un chico que trabajaba en la tienda de Apple. David, con su camiseta de Apple, y su iPhone , me ayudó a comprar un iPhone 4S para un amigo, que aprovechando mi viaje y que lo quería le hice el recado. Gracias a entablar una conversación y su sorpresa por mi país de origen me coló, en esto también me preguntó: ¿Cómo por aquí? Esto no es interesante. No obstante, no creo que eso sea cierto, y menos si mi hermana organiza el viaje.



Un breve resumen de porque es interesante, la verdad es que ha sido una semana intensa en la que he aprendido mucho sobre la época de las plantaciones con los esclavos, la Guerra Civil Americana, la declaración de emancipación, la lucha por los derechos de los ciudadanos, el Dr. Martin Luther King y la iglesia Baptista en la que daba sus sermones, y como no podía ser menos, ya que me pasé por Atlanta el mundo de Coca-Cola y la casa de la escritora que escribió “Lo que el viento se llevó”. Como siempre en USA, su historia la tienen muy bien cuidada. Sus “National Parks” tanto de naturaleza como de historia, están muy bien llevados, y se aprende mucho.



“Lo que el viento se llevó”, es un libro escrito por Margaret Mitchell, ganadora del premio Pulitzer. La obra relata con gran fidelidad esa época tan idílica y tan dura que es la que precede, es contemporánea y a la vez es posterior a la Guerra de Secesión en el estado de Georgia, zona de plantaciones, en la que parte del patrimonio familiar eran los esclavos con los que se contaba.



Scarlett O’Hara, es un personaje que ha quedado inmortalizado en esa película en la que un poco embobada por el prometido de su prima, no es capaz de valorar a Rhett Butler, ¿cuántas a lo largo de la historia han envidiado a la protagonista por tener el interés de un hombre como este? De todas formas me encanta el estilo de esta chica, que por no dejar de ser estilosa, ni se inmuta por sacrificar unas cortinas de terciopelo y hacerse un bonito vestido.



Visité un par de plantaciones, la más impresionante, fue Boone Hall, en el estado de Carolina del Sur, cerca de Charlestton. Esta plantación en la actualidad, sigue siendo una plantación aunque con muchos cambios. Entre estos cambios, cabe destacar que la calle de los esclavos esta invadida por turistas que quieren conocer cuales eran las condiciones en las que vivían, un poco su vida clandestina y la forma que tenían de expresarse con el Gullah, una mezcla del inglés con los idiomas de sus países de origen. Por lo que parece Boone Hall era una de las plantaciones en las que les trataban bien, ya que les permitían tener unos huertos propios, y lo más importante, porque no separaban a las familias. Sea como sea no me parece una forma de tratar a la gente, ni entonces, ni ahora, ni nunca.



Creo que esto lo tenemos que ver como un ejemplo para la lucha por la libertad de los pueblos. Como dijo Kennedy: “My fellow citizens of the World, is not what America can do for you, but what together we can do for the freedom of men”, (Mis queridos conciudadanos del mundo, no es lo que América puede hacer por vosotros, pero lo que podemos hacer juntos por la libertad de los hombres). También, por su parte, la frase de Dr. Martin Luther King Jr.


"Tengo un sueño, un solo sueño, seguir soñando. Soñar con la libertad, soñar con la justicia, soñar con la igualdad y ojalá ya no tuviera necesidad de soñarlas". Dr. Martin Luther King Jr. 



















link within

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...