jueves, 6 de septiembre de 2012

Algo Simplemente Especial

Hay días en los que no me apetece nada levantarme de la cama, lo que sucede la mayor parte de los días, pero muchas veces, ese día empieza bien con una simple sonrisa, con una rica taza de chocolate caliente para desayunar en el frío invierno, con una flor que da un suave y fresco aroma a una mañana de primavera. En mi opinión, para que una mañana empiece bien, no hay que interesarse hasta una hora prudencial de las noticias (hasta las 10.00 a.m. más o menos), ya que en ese caso parece que vivimos en un mundo gris y sin grandes ilusiones.

Una cosa que me gusta de las mañanas es que un complemento, un collar, una pulsera, unas gafas de sol o simplemente algo con un colorido brillante te alegra, te anima y te da vida. Ayuda a dar ese toque de glamour a un día sencillo y te ayuda a sentirte como una estrella en la alfombra roja, y por un momento, mientras que estas de camino a las obligaciones diarias, te puedes sentir especial y conviertes una situación mundana, en una experiencia única.

La vida no son solo esos momentos en los que esperas que los flashes te deslumbren, es mucho más. La vida es esa carrera de fondo que implica un gran esfuerzo, estudio, dedicación, noches en vela, tardes de descanso, mañanas estresantes en las que no tienes ni tiempo de tomarte un segundo de descanso, esas cenas interminables con amigos. La vida es despertar de un letargo y empezar a ver los colores de las cosas y apreciar las sencillas cosas que te da el mundo.

Adoro esos momentos en los que simplemente por levantar la vista al cielo una sonrisa se instala en mis labios para no marchar. Me encantan esos momentos en los que estas sentada en el metro y unos asientos más allá oyes hablar a alguien que esta enamorado por teléfono y te das cuenta de que está en un mundo lleno de luces de colores. Adoro cuando te paras en un semáforo y ves a un bebe que sonríe al mundo que le rodea sin miedo a lo que vendrá.

Y es que en definitiva, nosotros somos los dueños de nuestro destino, los que decidimos si nuestra vida es feliz o es triste. Aunque a veces es difícil poner al mal tiempo buena cara, si no lo intentamos no seremos felices y lo que es peor, no atesoraremos esos momentos únicos que los creas en ese momento en el que no esperas que suceda nada importante. Yo quiero ser feliz, la vida es corta y no quiero vivirla en el futuro, quiero vivirla ahora mismo, ¿Tu qué piensas?

link within

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...