lunes, 10 de septiembre de 2012

La vuelta de un clásico

Otra vez lunes, siendo positivos, ya nos queda un día menos que madrugar, y el fin de semana, aunque no ha hecho un sol esplendido ha hecho lo suficiente para que sigamos disfrutando del aire libre. Esta mañana cuando estaba decidiendo que ponerme ya que las mañanas empiezan a ser un poco más frescas, sobretodo por el norte y cuando sales a las 6.30 de la mañana de casa. Y aunque en verano los LWD (little white dress, vestiditos blancos) son básicos del fondo de closet, en invierno los son los LBD (little black dress) pero se pueden usar independientemente de la estación ya que combinan con todo.




Personalmente, me gustan las diferentes opciones que dan este tipo de vestidos, ya que por un lado puedes o no usarlos con medias, lo cual es una gran diferencia según el tiempo que hace. Y luego en función de los complementos que uses, por ejemplo el calzado convierte al vestido en una apuesta más o menos formal, más o menos de fiesta, o simplemente en un cómodo conjunto para cuando no sabes que ponerte.



Los LBDs son algo que nunca ocupa lugar si los elijes bien, lo importante es que te sienten bien y que te sientas a gusto con ellos. Algo importante es la calidad, esto es si el vestido notas que su calidad no acaba de encajar contigo, que la tela se electriza o lo que sientas que no te convence, en ese caso no es tu LBD. Cuando te pruebas el LBD que esta hecho para ti, lo sientes, y no tienes dudas, sabes que lo podrás usar hasta el cansancio, sea cual sea tu estilo.


link within

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...