viernes, 2 de diciembre de 2011

El Bolso de Mary Poppins

¿Por qué la mayor parte de mis bolsos son XXL? ¿Por qué siempre que necesita alguien algo lo tengo en mi bolso? ¿Por qué cuando me marcho por ahí nunca me puedo aburrir? Todo se resume a mi eterno compañero, mi bolso. Y muchos me dicen qué a ver que llevo dentro de mi bolso, y mi respuesta es simple, ¡TODO!

Un bolso grande tiene muchas ventajas, llevas todo lo que necesitas, y lo que no sabes que vas a necesitar. Es como el bolso de Mary Poppins, llevas desde la cartera, el móvil, las llaves, las gafas de ver y de sol, un libro, el iPod y en ocasiones un par de zapatos, un neceser, maquillaje, o lo que se te ocurra que vas a necesitar.

Cuando voy por la calle me suelo fijar en los bolsos que lleva la gente, un Carolina Herrera, un Marc Jacobs, un Gucci, un Micael Kors, un bolso que encontró en un viaje, un bolso de Zara o de donde se os pueda ocurrir.

Pero de lo que si que estoy segura es que si apostáis por un bolso XL, este tiene que ser de buena calidad, sobretodo en función de lo que llevéis. Un bolso grande tiene que ser de buena calidad para aguantar, porque sino la vida útil del mismo se ve menguada en gran medida.

Los bolsos XL son un must have en cualquier closet. Uno de estos bolsos te acompaña en cualquier momento que cuenta, una entrevista, un día de compras, un día de turismo, un día de trabajo. Cada marca que se le hace es una vivencia que nos indica que somos más sabias que el día que lo compramos. Y la ventaja es que no pasan de moda y siempre combinan bien con todo.

¿Os acordáis de alguien más que llevara un súper bolso sin contar a Mary Poppins?







link within

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...