sábado, 10 de diciembre de 2011

Mi carta para Navidad


Cada vez está más cerca la llegada de Santa Claus y los Reyes Magos. Siempre es una época del año que hace que se me erice la piel cuando me pongo a pensar si he sido suficientemente buena o no. Entonces me pregunto: ¿Me traerán algo este año?

Lo que más me gusta de un regalo es la ilusión con la que lo ves en un primer momento. Normalmente, lo que más ilusión te hace es algo que no esperas ni sabías que deseabas tener. Y ahí, desde el momento en que lo ves por primera vez te emocionas e ilusionas y pasa a ser algo con lo que no podrías vivir, como un osito cuando todavía no mides más de dos palmos, y ese oso se convierte en tu hermano y tu confidente, y ya no es un oso cualquiera, es el tuyo, lo quieres y lo mimas.

Hay unos peluches que son especialmente amorosos y me encantan, son de una tienda que se llama Build-a-Bear. Allí, todo gira entorno a un nuevo miembro de la familia, tu ves como nace tu osito preferido, tu conejito, tu dinosaurio o pingüino. Y allí mismo consigues su certificado de nacimiento, haciéndote responsable de la crianza de este nuevo miembro de la familia, hasta tal punto que consigues su pasaporte para que pueda viajar contigo y creas su propio avatar en el mundo de Build-a-Bear para que pueda mantener contacto con los miembros de su familia de peluche por Internet y jugar con ellos.

Yo tengo uno de estos, se llama NY, viene de New York porque le guiñó el ojito a mi hermana y pasó por inmigración al llegar a Madrid como ciudadano estadounidense. Y desde que está conmigo es un miembro más de la familia. Solo tu puedes decidir si quieres uno de estos preciosos y mimosos miembros de la familia de Build-a-Bear.

They are Beary lovely.

link within

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...