viernes, 29 de junio de 2012

Rebajitas, Rebajitas, ¿qué es lo que voy a encontrar?

Esta semana que viene empiezan oficialmente las rebajas de verano, aunque ya hay quien las ha empezado antes. Podría decirse que en realidad, tenemos prácticamente todo lo que podamos querer y necesitar en el fondo de nuestro armario, pero la realidad es que no lo solemos sentir por norma general de tal forma.



Ayer estábamos unos amigos hablando, con una amiga estábamos decidiendo que día ir a las rebajas, porque a fin de cuentas ya no hacemos la misma vida, por lo que nuestros horarios son diferentes. Mientras que nos estábamos organizando, uno se empezó a desesperar con nosotras y dijo: “Las mujeres cuando vais de compras, es como ir de pesca. En cambio, cuando un hombre va de compras, en realidad esta yendo de caza”. En mi opinión no se puede generalizar tanto, ya que puede ser tanto la mujer la que va de caza, como que el hombre va a pescar. Creo que son estereotipos que nos hemos ido creando a lo largo del tiempo. Aunque si que puede ser cierto que las mujeres vayan más a pescar que a cazar, pero en mi opinión, esto responde más a la época del año en cuestión. Creo que el hombre caza más en temporada, mientras que la mujer puede que haya ido a pescar más en ese mismo periodo. Pero la mujer es un depredador al que hay que temer más en las rebajas.



En ocasiones hay quien dice, en rebajas es que no encuentro nada con las tiendas revueltas, solo quedan las peores cosas... Mis consejos para las rebajas son los que siguen:





1. Si encontráis algo que os gusta, no lo soltéis hasta que estéis convencidas de que no es lo que en realidad queráis, porque si lo soltáis puede que no lo volváis a ver si es que quedan pocas tallas.


2. Pensad si lo que tenéis en las manos a la hora de pagar en realidad lo vais a utilizar o se va a quedar muerto de la risa en el armario, no es cuestión de comprar por comprar. Es mejor comprar menos cosas, puede que más caras, pero que sean definitivas.


3. ¡Hay que se me olvidaba! Llevad calzado cómodo, las rebajas no son una competición de destreza, y si no estáis cómodas no es muy agradable la experiencia. Y el bolso que llevéis, os aconsejo que sea de bandolera, necesitaréis las dos manos para llevar a cabo tal empresa.


4. Al final, mi último consejo, es que disfrutéis. Qué paséis un buen día y que si al final estáis muy cansadas, no dudéis sentaros en una terraza (si es que hace bueno), y toméis un helado en buena compañía disfrutando del éxito que habéis logrado.













link within

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...