lunes, 26 de marzo de 2012

Bailarinas ❤




Hace unos días el calendario, nos dijo que tocaba ya la primavera, y este pasado fin de semana hemos tenido que cambiar la hora del reloj. ¡Menos mal que ha hecho bueno! Ya estaba yo con ganas de que empezase el buen tiempo, y parece que por una vez me han hecho caso. Los árboles empiezan a estar en flor y los jardines también.








Para mi esto significa un gran cambio, creo que como a todos. Para mi, y para mi closet significa, ¡Adiós botas! ¡Adiós abrigos! ¡Hasta el año que viene! ¡Aloha ropa veraniega! ¡Aloha Solcito! En invierno parece que todo pesa, que vas como muy recogido, tapado y rezando porque la corriente de aire frío no entre por ningún hueco.


 

Desde la semana pasada ando intentando ponerme calzado más ligero, y parece que lo voy consiguiendo. Aunque a primera hora de la mañana todavía se me quedan un poco fríos los pies, sino la alternativa es pasar demasiado calor a la tarde. Parece que encontrar el equilibrio es una tarea complicada en estos dominios.



Estoy sacando del baúl de los recuerdos, bailarinas ligeras que me hacen sentir mucho mejor, y sobretodo más liviana. ¡Ya tenía ganas! Me he puesto a rebuscar porque, en definitiva, las bailarinas es un calzado que en general no me aguanta mucho, las acabo machacando de tanto usarlas y tengo que renovar esa parte de mi armario más de lo que desearía. De hecho, ya me toca buscar nuevos fichajes para que mis pies descansen del pesado calzado invernal.



 

Las bailarinas me encantan, porque combinan con todo y a la vez pueden dar una gracia al look que lleves con distintos colores, formas, estampados, calidades, adornos entre otros. Son sencillas, y en mi opinión muy femeninas, útiles para un día de compras, o un paseo por la ciudad.



link within

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...