miércoles, 7 de marzo de 2012

❤❤❤ I love Converse ❤❤❤

Mi primer par de Converse, me lo compré en USA. Estaba con mis padres y mi primo, era un mes de junio y estábamos en un mall del sur de la Florida. Eran azules claras y las rayas en vez de ser negras eran amarillas. Las Converse son mis zapatillas favoritas. Tengo una infinidad de pares, entre otros el que os enseñé en esta entrada "mi closet personalizado". También me gustan las de doble lengüeta, las slim, las básicas de colores, las de ediciones especiales, las de ante, cuero, las de sin cordones, las que tu te personalizas y cualquiera que se cruce. Habiendo empezado como unas playeras para los jugadores de baloncesto, han conseguido desmarcarse y posicionarse como unas playeras que son como tu quieras, desde más góticas, rockeras, más de bueno, tan únicas como lo son las que brillan en la oscuridad o las personalizadas, o las que puedan vender en tiendas tales como Sak’s Fifth Avenue.



Muchos famosos han sido vistos con un par de estas cómodas playeras entre ellos: el hawaiano Barack Obama, Madonna con las de su hija, Demi Lovato que las tiene muy presentes en una canción suya, Ana Montanna eh… no perdón Miley Cyrus, Avril Lavigne con su Sk8er boi, Kirsten Stewart que va a ser la nueva imagen de Balenciaga, Billie Joe de Green Day, Dee Dee Ramone de los Ramones obviamente, Kurt Cobain que de hecho murio con ellas puestas, por supuesto Dwayne Wade de los Miami Heat y no se muy bien como pero incluso Maria Antonieta tenía un par que entre macarrón y pastel las escondía debajo de esos vestidos que llevaba.



Desde esa primera vez por mi closet han entrado y salido muchas All Star. Para ir a clase era uno de los básicos que más me gustaba, ya que cogía el metro que a esa hora obviamente iba a tope para cuando me subía, y cuando llegaba a mi parada, todavía tenía que darme un paseo hasta llegar a mi clase. Algunas de mis amigas y amigos también las utilizaban por lo cómodas que eran. Y es más, el año pasado cuando nos tocaba hacer el examen de Licenciatura el profesor nos dijo: “Tenéis que venir presentables, nada de zapatillas y pantalones rotos”. Para muchos fue como una pequeña espina que se te clava en el corazón, cuando te dicen que tu último examen lo tendrás que hacer con zapato y que ese par de vaqueros de la suerte se tienen que quedar en el armario el día que haces ese último examen.

 

Entre otras de mis historias con las All Star es que le personalicé un par a Jean y a Olivier con una técnica un poco rudimentaria, os cuento, los pares en cuestión no eran nuevos, porque como me hubiera salido mal igual y me matan, eran las clásicas unas azules, y las otras negras. Cogí bolígrafos bic de colores y diferentes colores de pinta uñas de mi madre (los tiene de todos los colores), y empecé, una puntera la hice como un tablero de ajedrez y en la otra le escribí una frase de una canción de los White Stripes uno y Los Ramos el otro, en los cantos (también de goma) hice diversos dibujitos, como estrellas y cosas así. Y ahora pensaréis ¿y que hizo con los pinta uñas? Pues bien, cogí colores bastante oscuros pero que a la vez destacasen, cogí unas de las pirámides de un cinturón que había empezado a estropearse y puse unas cuantas en las playeras, alguna de estas la pinté con el pinta uñas y alguna otra sin nada por encima. Para rematar con el pintauñas hice que alguna gota de color cayese sobre las zapatillas. La pena es que no tengo foto para enseñaros. Ellos estaban contentos con el resultado, les quedaron unas playeras muy rockeras.


Mi amiga Emma por su parte le gustan mucho, pero más las clásicas, es decir, las que son de un color aunque tiene unas slim. Cuando fuimos a Nueva York, aprovechamos un día y cogimos el Amtrak para ir a Philadelphia, cuando después de haber visitado la Liberty Bell, el Independence Hall y demás, fuimos a coger el tren para volver a la estación que nos llevase de vuelta a la Gran Manzana, pues bien, en la parada de tren no había nada más ni nada menos que una tienda de Foot Locker. La cual estaba a punto de cerrar. Emma aprovechó la ocasión y si casi no había sucumbido a las compras, allí se desquitó, se llevó, y no quiero exagerar 6 pares de Converse, cada una de un color distinto, unas rosas, otras rojas, negras, verdes, y ya ni sé de que colores más. Eso sí hasta ese momento había estado agotada, pero cuando las vio se le paso, debe de ser que tienen algo que te quita el cansancio, no sé.


Por otro lado, sabed que si queréis personalizaros dos pares en la página de Converse All Star americana, ahora se pueden personalizar directamente desde casa, tardas unas semanas en recibirlas, pero no esta mal el resultado que podéis conseguir, he creado unas para que veáis, a ver que os parecen.





 


link within

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...