lunes, 5 de marzo de 2012

Ser o no ser diferente... esa es la cuestión

 Coco Chanel dijo una vez: “Para ser irrepetible, has de ser diferente”.

El otro día iba con mi hermana de paseo y vimos un par de grupos de amigas que hacían el mismo recorrido más o menos que nosotras. Inicialmente teníamos uno de ellos delante de nuestras, eran tres amigas, pero la única diferencia apreciable entre ellas era la altura y puede que el color de cabello, pero por el resto iban igual, unas botas marrones altas, unos leggins negros, un abrigo negro del mismo largo o muy similar y el mismo corte de pelo. El segundo grupo, paso por delante de nosotras y las diferencias eran casi las mismas, aunque puede que estas llevasen algún color más, el marrón, puede que en el abrigo o en los pantalones.

A veces, no entiendo muy bien porque acabamos vistiendo de forma tan similar. Entiendo que compramos en las mismas tiendas, y que muchos de los básicos de nuestro armario son eso, básicos pero comunes a todas.

Obviamente, no a todas (por lo menos a mí), nos da para entrar en las tiendas más exclusivas y comprar prendas únicas que me diferencien del resto. Pero ya no vivimos en la época en la que solo si vestías de Balenciaga, Chanel o Lanvin entre otros, podías ir espectacular, y diferente, porque al final ibas vestida de alta costura. Hoy en día, tenemos al alcance de todas el poder ser estilosas, originales y todo a un precio razonable. A veces, creo que vivimos en una sociedad muy cerrada en la que seguimos todos unos mismos patrones que no nos permiten ser, o demostrar todo lo originales que podemos ser.

Yo soy la primera que compra en las mismas tiendas que todo el mundo. Pero intento hacer parecer únicas las prendas que llevo. En ocasiones puede ser algo tan absurdo como atreverte a llevar un color de jersey que no sea el que todo el mundo lleva. Una diadema, un pañuelo, un bolso, un broche… ¿Cuántas cosas nos pueden hacer que se nos vea por lo que somos y no por lo que es la sociedad en la que vivimos?

A me encantan los complementos, de todas las clases. Diademas estilo Blair Waldorf; pañuelos y pasminas de todos los colores como si saliese de un anuncio; collares salidos del joyero de la abuela o hechos a mano; pulseras de todos los tamaños estilos y colores; broches y chapas que individualizan un abrigo o chaqueta; y… ¿qué decir de un bolso? Me vuelven loca; la ropa de colores; zapatos de todas las alturas y tipos; podría seguir pero creo que os acabaría aburriendo por lo que os invito a que me digáis como sois diferentes, y que es lo que más os gusta de vuestro estilo.








link within

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...