miércoles, 2 de mayo de 2012

Hublot - Watch a Watch

El puente se ha acabado, y ya estoy de vuelta, mañana os contaré algunas de mis andanzas por Berlín, pero ya os voy adelantando que me lo pasé muy bien gracias a que Vero me ha invitado a pasar estos días, y a la vez aprendí mucho, cosa que considero importante. Me he acordado mucho de todos los que os pasáis por aquí, por lo que he aprovechado para buscar nuevos temas que tratar por aquí.
“Tempus Fugit”, y para controlar ese tic-tac del tiempo pasar, se puede elegir diferentes relojes con maquinarias muy diversas, en Hublot nos ofrecen, relojes manuales, tourbillon, automático, quartz y único. Así como las distintas colecciones, Big Bang, Bigger Bang, Classic Fusion, King Power y Masterpiece.


Os quería hablar, sobre esa colección de relojes que se ha prestado a ilustrarme en este arte. Hoy el protagonista es Hublot, la casa suiza con base en Ginebra, la cual es realmente especial debido a lo innovadora que resultó la técnica. La semana pasada os hablé de Bulgari y si os dais cuenta, el modelo que he elegido hoy vuelve a tener la correa de caucho natural.


Hublot, se fundó en 1980, y fue el primero en mezclar el oro con el caucho natural. Resulta que tras muchos estudios, descubrieron que las propiedades del caucho natural son innumerables, entre ellas, desde que el usuario del reloj se lo pone por primera vez, este se amolda a su muñeca, y se va regenerando. Las cajas de los relojes, guardan un asombroso parecido con los ojos de buey de los barcos, con esos tornillos que fijan con gran precisión la esfera.


Esta casa, es especialmente vanguardista, es arriesgada, pero a la vez tiene unas líneas que perdurarán en el tiempo debido a su funcionalidad y su magnificencia. En esta casa, existen diversas colecciones de modelos distintos, que hacen las delicias de los aficionados a los relojes. Tal es el caso, que existe un club para los usuarios llamado Hublorista, en el cual se mantienen al tanto de la infinidad de posibilidades que ofrece esta casa para el uso y disfrute de estas obras de arte alabadas por tantos y tantos.


Este modelo de la colección personal de ese caballero elegante que os comenté en la entrada pasada, también conocido por mi padre como “El Relojero”, por su gusto impecable a la hora de elegir una de estas precisas maquinarias. Me ha facilitado este reloj que me parece absolutamente maravilloso, de titanio, con la luneta de oro, correa de caucho natural y una esfera que solo cuenta con el calendario. Es un reloj sumamente discreto, que en la sencillez más absoluta, la luneta de oro hace que este reloj sea una pieza digna de una maravillosa colección de relojes.


Os dejo con la curiosidad del Hublot de los Heat, ya sabéis que es mi equpo de la NBA.

















link within

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...