viernes, 19 de octubre de 2012

De Tarta no, de Tartán

Como es viernes, el tiempo no podía ser bueno, parece que es un tema de matemática. La verdad es que me da pena que ya esté aquí el otoño, porque mis paseos por la playa, mis horas patinando y simplemente no cargar con la chaqueta ya no pueden ser. Las alternativas son muchas y todas buenas, seguro que tenéis planes a manos llenas, porque con el buen tiempo hay muchas cosas que habéis dejado de hacer, y hay que recuperar el tiempo perdido.

Yo tengo clase hasta el sábado, probablemente, o vaya al cine después o con una amiga si es que al final se puede pasar por aquí, o puede que salga con unos amigos, no lo tengo muy claro. De todas formas lo que tengo claro es que quiero disfrutar aunque el tiempo no acompañe con alguna prenda de tartán.

Me encanta la inspiración inglesa para cuando hace este tiempo, parecer que acabas de salir de un día en la campiña inglesa en la que has estado dando una vuelta por el campo, con ciertos toques convertirlo en look completamente urbano y una apuesta segura para cuando empieza el frío. El tartán, las telas escocesas, son para mí una de las apuestas favoritas, de las que invierno tras invierno voy añadiendo diferentes prendas.

El tartán en su origen eran telas de lana que lo que hacían era determinar a que clan escocés pertenecían los hombres, y era un auténtico arte los pliegues que le ponían. Hoy en día los hay de mil y un colores a gusto del consumidor, personalmente me encantan los clásicos rojos y verdes, pero las nuevas combinaciones de colores me parecen también maravillosas.

link within

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...