jueves, 9 de febrero de 2012

Amarillo que te quiero amarillo

El color favorito de mi hermana siempre ha sido el amarillo limón, pero a la vez siempre he oído decir que si eres actor no debes de ir vestido de tal color, porque Molière, el dramaturgo francés del siglo XVII, murió sobre un escenario vestido de amarillo.

Pero al final, esa no es una superstición que se me pueda aplicar, ya que no soy actriz ni de cine, ni teatro, ni televisión, ni de nada. Sin contar que no suelo ser supersticiosa.

El amarillo en mi opinión es un color muy alegre, como el sol, cálido y desenfadado. El verano pasado vino mucho, y en invierno, le siguió un tono más apagado que todavía está presente en muchos armarios de este invierno, el color mostaza.

Para la nueva temporada que llega, apuesto por el amarillo, por su facilidad de combinación y porque con el frío que hace aquí ahora mismo, (-3º), me hace pensar que el buen tiempo esta a la vuelta de la esquina.

Es un color muy combinable, queda bien con cualquier color, desde un azul marino que hace que la combinación sea muy elegante, pasando por un rosa fucsia que hace que la combinación sea más que nada explosiva o con un tono pastel que hace la mezcla más idílica. Así como en todas sus tonos, llegando hasta un dorado brillante.



link within

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...