miércoles, 1 de febrero de 2012

Una ola de frío polar

Parece que estos últimos días no he estado muy acertada con el tema de la primavera. Desde que han anunciado la ola polar, lo único que me apetece es que caiga una gran nevada que no me deje salir de casa y así poder recuperarme un poco de las anginas que tengo con tranquilidad.



Lo primero que hago últimamente en cuanto que me levanto es coger mi iPod y mirar cual es el tiempo que va a hacer, pero obviamente la cosa se complica, ya que aunque vivo cerca de Bilbao y estoy yendo todos los días hasta Vitoria, por lo que la ropa que llevo tiene que encajar más o menos con el tiempo que hace en ambos sitios.

Ayer decían que hoy iba a hacer un frío siberiano que iba a haber nieve y no se cuantas cosas más. Al final, el resultado ha sido que cuando he llegado a Vitoria hoy hacía 6º, y como estaba preparada para la glaciación que se avecinaba, tenía más calor que un día de verano en Hawaii. Aunque parezca mentira, el gorro de lana que llevaba muy mono a juego de la bufanda me ha hecho el servicio de paraguas, y es que eso no había visto yo.

Las bufandas y pañuelos son mi perdición, muchas veces cuando entro en algún sitio, veo que todo el mundo abre el abrigo o chaqueta y se quita la bufanda, pues yo me quito el abrigo, pero la bufanda me la dejo puesta, y es que con los cambios de temperaturas y la de microbios que hay en el ambiente, una bufanda puede ayudar a no coger unas anginas o un catarro, que de hecho tengo. Me quito el abrigo entre otras cosas porque de esta manera, cuando salga no y me vuelva a poner el abrigo mantengo la temperatura, pero también me lo quito porque sino a veces en invierno parece que lo único bonito de tu look puede ser el abrigo y el calzado que lleves, pero debajo del abrigo puede que lleves un jersey de punto maravilloso, una falda, un vestido o un conjunto muy favorecedor. Ya en la calle luces mucho el abrigo, dentro de los sitios es mejor lucir el conjunto, aunque no significa que hay que olvidarse de abrigarse bien.

Las bufandas como decía me encantan, sobretodo las escocesas de lana, como las de Barbour y las de Mulberry, dan un toque muy british, y a la vez son muy agradables y cálidas. Por su parte, los guantes, últimamente me los compro que sean mitones, porque son más cómodos cuando tienes que manejar que si la tarjeta el iPod, el teléfono, y para eso necesitas los dedos de las manos libres, pero a la vez hace tanto frío que ir sin guantes hace que se te estropeen más las manos.





link within

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...