miércoles, 15 de febrero de 2012

Para una cinturita, un cinturón

Desde que empezó la ola de nieve, he estado un poco invernal en lo que a la ropa y el estilo se refiere, aunque solo sea porque me sentía la protagonista de Doctor Zivago por el frío que hacía. Mi parte favorita de la nueva temporada primavera-verano es siempre el inicio, cuando ves que las tiendas se llenan de nuevas prendas llenas de colorido. Y piensas, ¡ya queda poco para quitarme el abrigo!


Yo soy de esas entusiastas a las que en cuanto que empieza a subir una gota la temperatura, se lanza de lleno al cambio de armario, y opta por conjuntos que a medida que los días se suceden y las diferencias de temperatura son más apreciables en el termómetro, mi vestuario se vuelve cada vez más veraniego. Una de las cosas que más me gusta de esta época es que me siento más guapa con la ropa que llevo, no sé si será por el colorido o porque estoy aburrida del mal tiempo.

De este año, me encanta la idea de sentirme más femenina, y que se note que tengo una cintura. En ocasiones, los vestidos son muy rectos, y con pocas formas, pero absolutamente maravillosos, y lo mejor que se puede hacer, es obligarlos a que se ajusten un poco a tu silueta con un bonito cinturón. Pero también para la unión entre la falda, short o pantalón me encanta como queda.

Un cinturón como todo, puede romper el look, dando un toque desde roquero a otro que sea completamente romántico. Un pañuelo a modo de cinturón me parece muy elegante, sobretodo si este es de seda. También los lazos crean un efecto cinturón muy original, sobretodo en vestidos. Esto no solo se aplica a los looks más elegantes, y sofisticados que podamos lucir, sino que también a los looks playeros que tan cómodos son.














link within

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...