jueves, 16 de febrero de 2012

Divisar en 15 min

Estos últimos días están siendo un poco extraños. Para empezar es una pasada como los días están alargando. Ya os conté que salía todos los días a las 6.30 a.m. de mi casa para ir a trabajar, y que tenía que coger un autobús, pues, resulta que ahora cuando llego al ya tan conocido Siberia en el que últimamente me he visto destinada, cuando estoy llegando, empieza a amanecer. Lo que aumenta en unos cuantos minutos la cantidad de luz solar que veo.



Ayer estuve de tiendas unos pocos minutos, cuando digo pocos, es que fueron apenas 15 minutos. Después de trabajar, me vinieron a buscar para hacer un par de recados, en los que me pude escapar ese mísero cuarto de hora, a Stradivarius que estaba al lado de donde habíamos aparcado el coche. Todavía quedaban cosas de rebajas y me compré un par que ya os enseñare este fin de semana, (necesito estar en casa para sacar las fotos).


Me fije en un par de bolsos que parecía que tenían una inspiración en modelos clásicos de Chanel y Louis Vuitton. Ambos modelos son de no pasar de moda ni de temporada, de formar parte de un fondo de armario perpetuo.

No obstante, como Amancio tiene por costumbre, nos trae los modelos ajustados más a la temporada y siempre a un precio asombroso. En esta ocasión me llamaron mucho la atención sobretodo el que se parece más al Speedy de Louis Vuitton, el modelo bowling, lo había con diferentes estampados, marinero, troquelado, de nylon y estampado de flores. ¡Me quedo con este último!


En cuanto al que se asemeja a Chanel, tampoco nos podía dejar indiferentes, lo hay en tres colores maquillaje, beige y negro. Se le conoce como el modelo acolchado. Y como nos tiene acostumbradas tiene un precio muy competitivo como algunos economistas dicen, 12.95 euros.


Este fin de semana os cuento sobre las compras que hice en tiempo record ayer.


link within

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...